Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 11 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Myriam Bedoya
CABA - Argentina
Comunicadora Social, con especialización en Marketing, aspirante a Doctorado en Ciencias Sociales. Escritora, aficionada a la literatura y la narrativa historica.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Abril 2014
Todo pasa por algo...
Mostrar datos Mayo 2010
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

29/06/10 | 09:48: Laura Collavini dice:
Amiga mía! Es un placer infinito leerte, sentirte desde el alma y atravesando toda mi conciencia llegás a ese espacio único donde tal vez sea el más expresivo y refleje la verdad. Seguir conociéndote a través de tus letras es una riqueza que transforma pleno al día y ensancha el espíritu y no puedo más que agradecer a los días y años transcurridos por dejar que se junten en algún sitio nuestros caminos. Laura.
17/05/10 | 22:39: AliciaF2 dice:
Miriam,/ Esa carta para Mamá / que en tu pensamiento juega \"entre recuerdos y dolor\" de haber dicho a tu madre, en el momento oportuno, sublimes palabras, sabe que tu madre las habrá perdonado ya, pero no se deben guardar en el interior, porque en el resto de la vida pesan. Un te quiero 10, te quiero, 100 te quiero y otros tantos abrazos, que damos a la madre en vida, son flores que forman el jardin de la vida en nuestra alma y nos llenan de dicha y felicidad en el transcurzo de nuestra vida. Un abrazo grandote de Alicia / Luz de Luna /. P/D Escribes maravilloso, tiene sentimiento tu dicción. Ya nos comunicaremos.
16/05/10 | 10:31: Perla María dice:
Myriam, he leído tus cartas, y deseo contestarte, desde el lugar de tu madre, y lo hago con todo respeto, pues me he identificado con ella. Yo también he sido y soy una madre que crió a sus hijos sola, y creeme, estoy segura, que ella como yo nos quedamos con la mejor parte, nos quedamos con nuestros ángeles, que son nuestros hijos. Ellos, los padres son los que perdieron la partida. Estoy segura que tu madre, a pesar de todas las dificultades, supo siempre que ganó. Cuando nacemos, y la partera dice es una mujer, alguien, talla en nuestra frente, la palabra culpa, no hay madre que no lo sepa, como hoy lo comprendes tú. Siempre seremos culposas, porque cuando nos dieron la tamaña responsabilidad de ser la matriz de nuestros hijos, sentimos, la duda de si lo haremos bién, y nunca quedamos conforme, aunque te aseguro que tu mamá lo hizo de maravillas. una abrazo, y fuerza , palestina14
Vínculos
La elección de Kendria La elección de Kendria


En un mundo regido por la magia, el equilibrio lo es todo. Siglos atrás, cuando por fin se... Ampliar

Comprar$ 30.00

Entrá a Radio La Quebrada

Cartas Para Cualquiera


Cartas para Cualquiera es un espacio de expresion sobre impresiones del alma. Cosas que se viven en el interior de la mente, y que solo en un momento de soldedad, es posible plasmar en el verbo.



Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Carta para el Padre Asuente...



Gracias. Es la palabra que ningún hijo le dice a un hombre que luego de procrearlo se dedica a seguir viviendo su vida tal como era antes del nacimiento del hijo. Tiempo más, tiempo menos, los hijos tendemos a utilizar una balanza para conocer el peso de nuestros padres en nuestras historias. Y hay quienes encuentran cierto peso, quienes encuentran algo, y luego estamos los que definitivamente tenemos que repetir la pesada para ver si es cierto que no tenemos nada.



Nada, es lo que queda luego de hacer memoria para recordar cuantas veces en un acto del colegio, buscamos entre todos y vimos su cara. Lo que queda después de pensar si alguna vez charlamos sobre algún problema personal y nos detuvimos a escuchar sus palabras sin entenderlas, para después de grandes darnos cuenta de lo que querían decir. Es lo que queda luego de listar todas las veces que nos lastimamos de pequeños y nos curó con algo feo y efervescente, o con merthiolate aguantándose que gritemos y hagamos escándalo. Es lo que queda después de pasar las hojas del ayer y tratar de encontrar alguna imagen donde nos ayudaba a hacer las tareas, o tomarnos lección un domingo a la noche para corroborar si habíamos estudiado. Es lo que queda cuando se piensa en alguna comida que haya hecho, alguna compra sin que se le pida, cuando se trata de sacar del baúl alguna foto en la que no haya posado, mirándonos con afecto. Es lo que queda después de pensar cuantas veces recibimos un reto, o cuanto sabemos de su infancia, cuantos amigos nuestros conoce, cuanto de nuestra historia clínica puede contar, cuanto conoce de nuestros gestos y nuestras formas de comunicarnos, cuanto puede adivinar de nuestra voz cuando se habla por teléfono, cuantos silencios cómplices nos regaló. Nada. Absolutamente nada.


Todo, es lo que nos falta cuando vamos a una reunión de algún amigo que tiene la curiosa característica de tener una familia completa, y que acude al rarísimo ritual de la reunión multitudinaria de primos y tíos, y vemos lo mucho que nos hacía falta lo que hasta ese momento no sabíamos que necesitábamos. Los gritos, las discusiones, los grupos, los problemas compartidos, los menues únicos de esos eventos. Todo eso que para el amigo es cosa normal, y para nosotros es magia. Todo, es lo que nos duele cuando por toda demostración de interés paterno tenemos las compras obligadas, la firma del boletín, la asistencia obligatoria, los gestos de compromiso. Todo, es lo que le debemos a mamá, que fue la que se llevó las quejas y los berrinches, las demandas y los reproches, las cuentas y los milagros, el tiempo multiplicado por miles encerrado en un día de solo 24 horas para cumplir dos funciones y sin terapias.


Nada, es lo que me viene a la mente cuando te pienso. Me encantaría ser tan irracional como para decir que nunca te quise y que de hecho te odio…pero Mamá jamás me dejó pensar que eras una mala persona. Pienso en cambio que no tenes idea de cómo ser padre, y bien que lo demostraste. Por mi parte, sí supe cómo ser hija de una mamá soltera, opción que otros hijos de padres ausentes no han tenido, y por eso me siento afortunada. En cuanto a vos, No tengo deseos, ni mensajes subliminales, ni rencores. Tengo una buena vida, y tengo tres hijos con un padre muy presente, que aún después del divorcio ocupa el lugar que llamó con sus intenciones cuando los trajimos al mundo. No tengo demandas, como las tuve con Mamá, ni reproches porque ya es tarde para eso. Pero sí tengo para darte algo de lo que sos bien digo. Las Gracias Papá.


Gracias por haberte ido, y por habernos dejado con Mamá. Gracias por no estar acá para ser un mal ejemplo para mis hijos y mis sobrinos. Gracias por no darme la chance de que me pregunten por tu niñez o tu adolescencia y no saber qué contestar. Gracias por haber sido tan consistente en tu ausencia como para no hacerme tener que dar explicaciones sobre tus faltas. Gracias por no habernos dicho jamás donde vivías ni cual era tu número de teléfono, así no teníamos la debilidad de ir a hablar mal de Mamá cuando la paciencia se le agotaba, o cuando se volvió hipocondríaca al enfermarse y morir, como bien dijiste “porque era natural que con una vida como la suya muriera joven”. Gracias por no haber tenido buenos amigos que trataran de persuadirme cuando no quise volver a saber de vos. Gracias por no haberme escrito jamás una carta para no tener que tratar de copiar tu letra perfecta de tipo culto. Gracias por ser un padre ausente. No podrías haberme hecho un bien mayor. Gracias papá.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 86 votos  - Ingresá tu voto

Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS