Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 11 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Myriam Bedoya
CABA - Argentina
Comunicadora Social, con especialización en Marketing, aspirante a Doctorado en Ciencias Sociales. Escritora, aficionada a la literatura y la narrativa historica.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Abril 2014
Todo pasa por algo...
Mostrar datos Mayo 2010
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

29/06/10 | 09:48: Laura Collavini dice:
Amiga mía! Es un placer infinito leerte, sentirte desde el alma y atravesando toda mi conciencia llegás a ese espacio único donde tal vez sea el más expresivo y refleje la verdad. Seguir conociéndote a través de tus letras es una riqueza que transforma pleno al día y ensancha el espíritu y no puedo más que agradecer a los días y años transcurridos por dejar que se junten en algún sitio nuestros caminos. Laura.
17/05/10 | 22:39: AliciaF2 dice:
Miriam,/ Esa carta para Mamá / que en tu pensamiento juega \"entre recuerdos y dolor\" de haber dicho a tu madre, en el momento oportuno, sublimes palabras, sabe que tu madre las habrá perdonado ya, pero no se deben guardar en el interior, porque en el resto de la vida pesan. Un te quiero 10, te quiero, 100 te quiero y otros tantos abrazos, que damos a la madre en vida, son flores que forman el jardin de la vida en nuestra alma y nos llenan de dicha y felicidad en el transcurzo de nuestra vida. Un abrazo grandote de Alicia / Luz de Luna /. P/D Escribes maravilloso, tiene sentimiento tu dicción. Ya nos comunicaremos.
16/05/10 | 10:31: Perla María dice:
Myriam, he leído tus cartas, y deseo contestarte, desde el lugar de tu madre, y lo hago con todo respeto, pues me he identificado con ella. Yo también he sido y soy una madre que crió a sus hijos sola, y creeme, estoy segura, que ella como yo nos quedamos con la mejor parte, nos quedamos con nuestros ángeles, que son nuestros hijos. Ellos, los padres son los que perdieron la partida. Estoy segura que tu madre, a pesar de todas las dificultades, supo siempre que ganó. Cuando nacemos, y la partera dice es una mujer, alguien, talla en nuestra frente, la palabra culpa, no hay madre que no lo sepa, como hoy lo comprendes tú. Siempre seremos culposas, porque cuando nos dieron la tamaña responsabilidad de ser la matriz de nuestros hijos, sentimos, la duda de si lo haremos bién, y nunca quedamos conforme, aunque te aseguro que tu mamá lo hizo de maravillas. una abrazo, y fuerza , palestina14
Vínculos
Las horas del agua Las horas del agua


"Ahora el cuerpo habla por el cuerpo. No más agujas en el tendón de la mañana, no más cicatrices del... Ampliar

Comprar$ 20.00
Escuchá Radio De Tango

Cartas Para Cualquiera


Cartas para Cualquiera es un espacio de expresion sobre impresiones del alma. Cosas que se viven en el interior de la mente, y que solo en un momento de soldedad, es posible plasmar en el verbo.



Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Carta para Guadi...



 

Guadita de mi vida,

Cuando pienso en el carácter que tenes, termino sonriendo al recordar el día que llegaste al mundo. Teníamos a Lucas que cumplía 2 años en junio del 2002, y vos venías a nacer el 23 de mayo de ese año. Yo estaba tan gorda que parecía una pelota con pies, pero tan contenta que no me importaba. Lucas tocaba la panza para ver cuando te movías, y ya decía tu nombre antes de que nacieras.

Papá se había enojado porque le fui a contar que estaba embarazada en el medio de las consultas que tenía en el Hospital, entre paciente y paciente en un pasillo en lugar de preparar toda la escena emotiva…pero ya viste como es Mamá….atolondrada…y atolondrada saliste vos! Como podría negarse que sos mi hijita?

Una nochecita de principio de abril, fui a comprar un paragüitas para Lucas llevándote a vos en la panza, y a el en caminando por Artigas. Pero quiso Dios que empiece a llover, y tuvimos que empezar a apurarnos. La atolondrada de tu madre, no tuvo mejor idea que cargarlo a Lucas en brazos, aplastándote toda, y empezar a correr para no mojarlo. Al llegar a casa, empapados, me di cuenta de que había roto bolsa! Sabes lo que es eso? La bolsita donde vos estabas descansando!

En la puerta de casa estaba el tío Rolo, que cuando le conté por poco no se cae del susto. Se quedó con Luquitas, y papa y yo fuimos al medico. Finalmente resulto que solo era una fisura…y que no ibas a nacer ese día…ufa! Que ganas de verte…. Y así estuve , insoportable esperando que llegues…y saturando la paciencia del medico…pero nada….nada de nada.

Así llegamos al 20 de abril…cuando ya no aguantaba mas las contracciones y feliz de la vida me llevaron a la clínica. Sábado a las 15.30 de la tarde: “No hay dilatación señora. La dejamos internada en observación.” Así pasé la tarde, la noche…el goteo….tan cansada estaba que no me aguantaba ni yo….y vos no llegabas….Hasta que el domingo a las 9.34 después de muuuucho empujar, llegaste a upa. Eras tan chiquitita! 1.800 kgs, directo a la incubadora hasta el 9 de mayo. Como eras tan chiquitita no te pusieron los aritos, y a mi me toco la tareíta de hacerlo….Lo que lloré ( y lo que lloraste vos!).

Lucas estuvo celoso un tiempito, pero como el ayudaba a cambiarte los pañales, bañarte y jugaba con vos, prontito se le pasó. A diferencia de el, solo querías estar conmigo o con papá. No te podíamos dejar mucho tiempo con otras personas. Creciste y fuiste un terremoto. Llorabas sin doblegarte, protestabas sin ningún reparo, pasional desde la cuna.

Hoy que estás mas grande, y te veo día a día, pienso en que ese carácter, que hizo que te enfrente y te rete mas que a nadie, es el mismo que te hace ser tan fuerte, tan determinada, tan directa. Con la misma energía que gritas tus disgustos, decís “Mami te quiero”, y me desarmas con tus abrazos sin precio, y sin condiciones. Con la misma intensidad que me enojo y te reto cuando discutis con tus hermanos con un vocabulario digno de un sabueso del Infierno...muero de amor al verte tapar a Rodrigo cuando esta dormido, o cuando le enseñas Ingles, o a leer y escribir, y cuando Lucas está enfermito y vos le acercas lo que necesita solo para cuidarlo, y recordas todos sus compromisos por si ademas de los utiles se le olvida la cabeza. Igual que cuando te escucho hablar de mí, y les contás a los demás las cosas que de mí aprendiste hijita.

Hoy que te veo crecer, siento intriga de saber como irás cambiando, progresando, y con un poquito de nostalgia repaso las imágenes de cuando eras mínima , un corchito efervescente. Y al pensar en todo eso, tengo la certeza de que siempre vas a ser una persona honesta y franca, que vas a lograr tus objetivos, y que no vas a dudar un segundo en el momento de tomar tus decisiones. Y yo, voy a estar ahí para acompañarte de la mano, en parte por el capricho de no querer nunca que dejes de ser la nena hermosa, dulce y cariñosa que me llena de ternura todos los días desde que llegaste, sin excepción alguna.

Lo que mi mamá me decía a mí, ahora te lo digo a vos Guadita linda! Te queiro hasta el cielo ida y vuelta hija mía!

 

 

 

 

Mamá.

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS