Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 11 de julio de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Myriam Bedoya
CABA - Argentina
Comunicadora Social, con especialización en Marketing, aspirante a Doctorado en Ciencias Sociales. Escritora, aficionada a la literatura y la narrativa historica.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Abril 2014
Todo pasa por algo...
Mostrar datos Mayo 2010
Entrá a Radio La Quebrada

Últimos comentarios de este Blog

29/06/10 | 09:48: Laura Collavini dice:
Amiga mía! Es un placer infinito leerte, sentirte desde el alma y atravesando toda mi conciencia llegás a ese espacio único donde tal vez sea el más expresivo y refleje la verdad. Seguir conociéndote a través de tus letras es una riqueza que transforma pleno al día y ensancha el espíritu y no puedo más que agradecer a los días y años transcurridos por dejar que se junten en algún sitio nuestros caminos. Laura.
17/05/10 | 22:39: AliciaF2 dice:
Miriam,/ Esa carta para Mamá / que en tu pensamiento juega \"entre recuerdos y dolor\" de haber dicho a tu madre, en el momento oportuno, sublimes palabras, sabe que tu madre las habrá perdonado ya, pero no se deben guardar en el interior, porque en el resto de la vida pesan. Un te quiero 10, te quiero, 100 te quiero y otros tantos abrazos, que damos a la madre en vida, son flores que forman el jardin de la vida en nuestra alma y nos llenan de dicha y felicidad en el transcurzo de nuestra vida. Un abrazo grandote de Alicia / Luz de Luna /. P/D Escribes maravilloso, tiene sentimiento tu dicción. Ya nos comunicaremos.
16/05/10 | 10:31: Perla María dice:
Myriam, he leído tus cartas, y deseo contestarte, desde el lugar de tu madre, y lo hago con todo respeto, pues me he identificado con ella. Yo también he sido y soy una madre que crió a sus hijos sola, y creeme, estoy segura, que ella como yo nos quedamos con la mejor parte, nos quedamos con nuestros ángeles, que son nuestros hijos. Ellos, los padres son los que perdieron la partida. Estoy segura que tu madre, a pesar de todas las dificultades, supo siempre que ganó. Cuando nacemos, y la partera dice es una mujer, alguien, talla en nuestra frente, la palabra culpa, no hay madre que no lo sepa, como hoy lo comprendes tú. Siempre seremos culposas, porque cuando nos dieron la tamaña responsabilidad de ser la matriz de nuestros hijos, sentimos, la duda de si lo haremos bién, y nunca quedamos conforme, aunque te aseguro que tu mamá lo hizo de maravillas. una abrazo, y fuerza , palestina14
Vínculos
Eva en el espejo Eva en el espejo


Texto ritual. El sexo como infinitas facetas de un diamante para ser recorrido. Imperio de los cu... Ampliar

Comprar$ 40.00

Cartas Para Cualquiera


Cartas para Cualquiera es un espacio de expresion sobre impresiones del alma. Cosas que se viven en el interior de la mente, y que solo en un momento de soldedad, es posible plasmar en el verbo.



Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Carta para recordarte...



 

Si fuera una nena de primaria, y la maestra me pidiera una composición sobre “Las Cartas”, ¿que escribiría?
Podría elegir una persona, y escribir una carta como si estuviéramos en lugares lejanos. Podría elegir un secreto, y escribirlo para que lo lea quien no tuve el coraje de decírselo en la cara. Podría elegir una culpa, y escribir la disculpa para quien ofendí. Podría elegir una causa y escribirle una carta al mundo entero para que mi voz se conozca en todos lados. O podría sencillamente hablar sobre lo que es una carta, para qué sirve y como funciona su mecanismo de comunicación.
O podría pensar que hoy es mi último día y que te escribí a vos, para contarte como habré de recordarte cuando tu piel ya no me encuentre impregnando cada centímetro adyacente a tu cuerpo, y cuando mi voz ya no responda a tus palabras. De todas las chances, me quedo con esa. Te escribiría así:

“Gonzalo, Amor de mi vida, y de toda mi eternidad:

Me es difícil escoger de entre todos, el momento que más atesoro de esta hermosa vida que supimos compartir. No sé si fue aquel en el que me robaste la atención para quedártela para siempre, o éste, en el que te la devuelvo para que la vivas, con la pasión con la que conmigo la aprovechaste. No sé si quiero estar triste, porque tu mirada se extravía ahora al no encontrarme frente a vos, o feliz por todas aquellas que solo a mi me dedicaste, cuando estabamos juntos, y aun cuando no lo estabamos.
Me sangra amor por todas partes cuando a mi recuerdo lo besan los susurros que me regalaste mientras estábamos hechos un infinito de frenesí y de locura, y celos de pensar que otra mujer pueda adivinarte en tus silencios perfumados de nicotina y de almohadón.
Me golpea la intriga de saber si vas a contarle a alguien cuanto me tuviste entre tus brazos, cuando no había belleza y la encontrabas, cuando no había poesía y la escuchabas, cuando no había música y en mis oídos la tocabas, cuando no había tiempo y en un teclado lo tipeabas tan solo para estar conmigo, cuando ahí yo no estaba.
Cuando me duela el alma, Amor mío, voy a recordarte haciendo gestos mientras te hablaba, escuchando mis temas cuando supiste que me gustaban, dándome todos los gustos cuando los averiguabas, acariciando mi rodilla cuando al aire impertinente se le ocurría interponerse entre nosotros. Voy a recordarte con un pulgar musculoso y muy letrado, escribiéndome mensajes desestructurantes y románticos hasta lo inimaginable.
Cuando la pena de estar lejos nuevamente como cuando no te conocía, me quiebre todos los ya inexistentes huesos, voy a recordarte intacto a mi lado levantándome del suelo otra vez más sonriéndole a los problemas como si fueras un guerrero invencible al que todos mis pesares le temieran.
Pero de todos los recuerdos, este es el que más me ayudará a sostenerte cuando me extrañes, el que me hará ser un alma buena, un aura hermosa cuidándote día y noche Amor. El recuerdo más hermoso, es el del momento en el que apareciste y me diste vida nueva, y la llenaste con vos. Porque no es ahora, sino antes de vos que estuve a oscuras, en pena y sin aliento para poder respirar.

Te amo. ”

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Bueno - 1 voto  - Ingresá tu voto

Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS